Fernando Romay: “Me siento en deuda con el Real Madrid por creer en mí”

Fernando Romay nació en La Coruña en 1959. Con apenas 14 años llegó a Madrid para jugar en las categorías inferiores del Real Madrid. Allí fue donde sacó todos sus triunfos y se consolidó como uno de los jugadores de baloncesto más conocidos de nuestro país. Fernando también ha conseguido títulos a nivel europeo y olímpico con la Selección Española de Baloncesto, y ha participado como comentarista en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Hablamos con él de lo que ha significado el baloncesto en su vida y su trayectoria en el Real Madrid.

– ¿Qué ha significado el baloncesto en tu vida?

Todo. Entré casi de casualidad pero una vez que me metí en el baloncesto y en el Real Madrid eso supuso un estilo de vida, una forma de ver la vida. Yo pienso que el deporte, sobre todo en edad escolar, tiene que ser una asignatura indispensable porque es un forjado de caracteres, te enseña muchísimas cosas que no vienen en un libro de texto. Las cosas importantes hay que trabajarlas muchísimo tiempo para poder tenerlas el día de mañana y poder conservarlas toda la vida.

– ¿Qué te ha aportado el baloncesto a nivel personal?

Lo que más me ha aportado son mis compañeros, soy lo que soy gracias a lo que he aprendido de ellos. Tuve la suerte de coincidir con gente muy importante y con unos caracteres muy férreos. Tú puedes ser como quieras pero tu personalidad la tienes que poner al servicio de algo, y ese algo es el bienestar común del equipo. Aprende de los demás pero sé tú mismo.

– ¿Cómo ha cambiado el baloncesto desde que tú jugabas?

Sigue manteniendo los valores y capacidad de ilusión, sigue habiendo un respeto por lo anterior, igual que lo teníamos nosotros, digamos que en lo humano es muy igual. El baloncesto tiene que ser un deporte de masas, nos estamos perdiendo la oportunidad de tener mucha gente muy importante que podrían ser prescriptores de la sociedad. Yo haría el baloncesto mucho mas interesante durante todo el año, con una liga ida y vuelta…las infraestructuras yo las cambiaria en ese sentido porque creo que la gente del baloncesto podría aportar mucho al resto de la sociedad.

Fernando Romay en la Selección Española de Baloncesto

– ¿Cuál es el título del que guardas mejor recuerdo?

Los juegos olímpicos, la plata olímpica, porque es la competición de las competiciones. Los Juegos Olímpicos por los que suponen y por lo que es en sí los valores y el espíritu olímpico.

– ¿Qué te hizo empezar en el Real Madrid? ¿Cómo fue tu llegada al club?

El Real Madrid, la institución, en cuanto me llamaron me dijo Tomás González: “la verdad que no eres bueno pero tienes muchas posibilidades y creo en ti”. Que un equipo como el Real Madrid te diga que cree en ti, me siento en deuda con ellos por esa creencia. Llegué al club con 14 años, me invitaron a hacer una prueba y me dijeron que era malo de narices, pero que era muy alto y tenía muchas posibilidades. Me dijeron que si era capaz de entrenar era capaz de llegar.

– ¿Qué vivencias y aprendizajes guardas de tus años en el Madrid y en la Selección?

Aprendí desde el primer hasta el último momento, desde que empecé con Vicente Ramos hasta que acabé intenté aprovecharme de toda la gente, tienes que aprender de la gente para poder vivir en este mundo. De todos mis compañeros aprendí que eran capaces de no imponer nada pero de aportarlo todo. Cada vez que perdíamos, Cristóbal Rodríguez , que por ese entonces era médico de la Selección, me decía: “tan efímera es la gloria como la miseria”.

– Uno de tus compañeros fue Fernando Martín, ¿qué recuerdos guardas de él? 

La capacidad de liderazgo que tenía era bestial. Él primero se hizo válido, llegó al equipo y dijo “aquí estoy yo”, con una actitud y un sacrificio por el equipo brutal. 

Fernando Romay y Fernando Martín, a la izquierda y a la derecha respectivamente.

– ¿Qué valores te inculcó el Real Madrid?

La capacidad de sacrificio que ponía todo el mundo en favor del bien común. Tú podrías ser muy importante pero el Real Madrid lo era más. Los grandes equipos hacen grandes jugadores y los grandes jugadores hacen grandes equipos, es una cosa recíproca. Las medallas las ganó el Real Madrid, no las ganamos nosotros, las ganamos todos. Tienes que estar orgulloso del club y de lo que has aportado. 

– Por último ¿Qué significa el Real Madrid para ti? 

Todo, es una forma de ver la vida. Significa señorío, innovación y valores. El Madrid me ha dado todo, siempre estaré agradecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *