El Madrid de la desesperanza

El equipo no acaba de cuajar y se empequeñece ante un modesto Alavés que supo jugar sus cartas.

Creíamos que el Madrid había renacido de sus cenizas tras el choque de Champions en Milán, pero todo parece ser un oasis que deja de nuevo la desesperanza en los blancos.

Ni Mariano ni Lucas Vázquez pudieron hacer nada por el equipo, los de Zidane no consiguieron empatar al equipo de Vitoria, el cual fue superior durante todo el encuentro. El equipo blanco cayó tras un penalti desafortunado de Nacho y un terrible error de Courtois, momentos que aprovechó su contrincante para hacerse con los tres puntos y dejar al Madrid más desolado.

Los delanteros del Alavés llevaron la batuta del equipo haciéndose grandes, Lucas Pérez y Joselu fueron los goleadores y los directores de orquesta. Los vitorianos aprovecharon cada balón parado para adelantarse y sacar provecho de sus jugadas. Mientras tanto, el Real Madrid ve alejarse los primeros puestos de Liga y no es por otra que por no entenderse en el terreno de juego; Lucas Vázquez lucha desesperado mientras que otros se acomodan.

Zidane quiso hacerlo igual que en San Siro, pero los suyos no hicieron lo esperado, Hazard se volvió a lesionar y nos recordó a Bale, el belga no levanta cabeza y sigue en su racha. El VAR tuvo una actuación muy criticada, no pitó una falta de Laguardia a Marcelo, en un tirón de pelo que recordará siempre el brasileño.

Ambos equipos tuvieron oportunidades, pero el Madrid no supo aprovecharlas, hasta el segundo tiempo. La entrada de Vinicius hizo despertar al equipo, Pacheco demostró sus dotes en la portería ante un Kroos que lo intentaba sin éxito, el alemán fue incansable aunque no arregló el desastre. Y este no hizo más que continuar, un error garrafal de Courtois hizo que Joselu lo aprovechase para adelantarse de nuevo en el marcador.

Ninguno de los que sobresalieron en Milán lo hizo en Valdebebas, no fue hasta que Casemiro aprovecho un rechazo anteriormente provocado por Vinicius que consiguieron encajar el primer y único gol. Isco intentó el segundo pero se fue al larguero.  El Madrid tiene problemas en el vestuario que tendrá que solucionar si quiere conseguir algo en La Liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *